Ahora sumiso acepto.

Voy detrás de ti,

quiero alcanzarte,

fiera soy y solo me escondo para atraparte

noche es

luz veo brillar, la luna grande está

mis pupilas dilatadas quedarán

para no perderte, tal vez,

entre estrechas callejuelas de muchedumbre llenas,,

habitadas por tus sexis compañeras

ataviadas solo de negro satén , ligeros y corsé.

Una delicada y nívea Geisha abre su puerta,

pasas tú y yo detrás.

Cerrais con llave,

las dos venis hacía mí,

me cogeis fuertemente y con maestria me atais con una cuerda.

Miedo no, perosí pudor,

Feroz se quedó atrás,

ahora Sumiso acepto,

placer o dolor espero

y sonrisas picaruelas

finalmente veo.

 

 

 

sw2.jpg