“¡En la cantina tu inflas!”

Como estamos en unos días donde se come y se bebe en exceso, me parece acertado reproducir estas palabras que desde las gradas del circo donde trabajaba Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes le gritaron al suplir al jefe de pista, cuando tembloroso como un flan comenzó a hablar confusa y graciosamente. Es ya historia que le gritaran desde las gradas:

“¡En la cantina tu inflas!”.

Cantinflas: le habían bautizado artísticamente.

Pero con lo que me quedo realmente es que a pesar de conseguir toda una fortuna no olvidó sus orígenes.

Fue una persona que se caracterizó por su amor a las personas en general y se dedicó a trabajar por ellas y procurar su progreso y su bien de manera desinteresada.

(Fuente: enteratedelanoticia, NEWS SANTANDER)

 

sw235.jpg