¡Oh querido amigo, qué alegría me has traído!

Te marchaste hace un año.Estoy esperando en el mismo porche que cuando te fuiste. A pesar de los pesares, sigo alimentado con mi llama tu sombra, el reflejo de tus castaños y vivaces ojos. Así bregué contra el tiempo y contra todas las tormentas que pasaron por éste lugar de encuentro. De repente, abro la … Continuar leyendo ¡Oh querido amigo, qué alegría me has traído!