“Auuu, auuu, auuuu”.

(He recibido una carta del Sr.Li Wenliang, Doctor de Wuhan. Sería un sueño o es que el portón de mi cueva estaba abierta?..)

Siento mi carne de gallina,

siento mis adentros

convivo con mi manada de lobos desde mis ancestros,

estamos juntos y nos ayudamos en comandita y no nos andamos con pamplinas.

“Auuuu, auu, auuuu”,

en un lenguaje universal

que todos conocemos

fauna y flora y gente humana nos reunimos y nos protegemos

para qué sirve la poesía,

dijo mi maestro, el líder de la manada de un pasado tiempo,

para silbar una melódico poema,

que con suave brisa o fuerte tempestad

predique a los cuatro vientos

hemos nacido para ser libres,

y aunque también a la hora de comer, de sentarse y de organizarse

siempre hay unos grandes garbanzos negros,

no nos asustan,

somos más y más unidos y con más curiosidad

para conocer, para saber, para buscar un remedio, una pócima un elixir

de la ansiada libertad,

y el conocimiento.

 

blog swingers lifestyle

Muchas gracias Sr. Doctor Li .

María.

 

88x31.png

La melancolía del otoño.

Son más llevaderas las alegrías, los dolores y pesimismo gracias a ti; Frida Kalho.

Te dedico este poema con toda mi admiración:

Ella no dejó que el dolor le enturbiara el carácter luchador

ella divina era y es hermoso su realista legado,

me deleitan tus pinturas y tu estilo rompedor

admiro de corazón tu don afanado.

Para mí el mundo es mejor gracias a ti, gracias por enseñarnos a vivir.

blog swingers lifestyle.jpgMaría

Leyendo a Pablo Neruda. Cuando desperté el libro de D. Pablo Neruda todavía estaba allí.

Cuando desperté el libro de poemas de D. Pablo Neruda todavía estaba allí.

Recita D. Pablo Neruda:

 y yo aumento en tus ojos y tu rostro en los míos.

Me gustas cuando tiemblas porque estás como intacta
y me adentro en tus sueños y mi voz te desborda.
Parece que penetren hormigas por tu cuerpo
y parece que el aire te quitase la ropa.
Como todas las rosas con el fuego te turbas,
te sujeta la tierra y mi aroma te agita.
Fiera conmovida, pareces una rosa
y parece que mi tacto entibia tus espinas.
Me gustas si jadeas cuando voy a besarte,
fiera contenida, así como con miedo
y sientes que me acerco y tu corazón late,
déjame derramarte en la boca un infierno.
Déjame que te amague con mi frutal saliva.
Cólera silenciosa, gemido suplicante,
en tu falda entreabierta te abrasas y tiritas,
dejemos nuestros labios húmedos acecharse.
Me gustas cuando tiemblas porque estás como intacta
y yo aumento en tus ojos y tu rostro en los míos.
Parece amordazarte el sudor del silencio
y parece tu cuello desnudar mi mordisco.

D. Pablo Neruda.

 

Gracias D. Pablo Neruda, por deleitarme, deleitarnossw235.jpg