La bodega de mis ilusiones.

Un día cualquiera, fui con un compañero a un taberna de vinos. Él me recomendó un vino dulce; lo miramos, lo removimos, lo olimos y sonreímos. Compartió desde la amistad y con el corazón en la garganta, su pena. Todo empezó con el proyecto que él y su mujer propusieron a un arquitecto; una bodega … Continuar leyendo La bodega de mis ilusiones.