Los puños del Gran Kan…

Oscura la noche está; el viento silva sin parar, se oyen las ramas de los árboles;los truenos hacen retumbar los cristales de palacio, la lluvia rebota en el techo; parece como si los puños del Gran Kan golpearan sin parar.

Young mí, llega a la misma puerta de los aposentos del Gran kan, escuchando está, pero no se atreve a tocar, prefiere irse y esperar. Ella temiendo permanece; decide esperar.

Cesó el temporal, y el Gran Kan en su lecho dormido se ha quedado, todo vuelve a la normalidad.

Calma, meditación e incienso en el harén  hay, ambiente puro del exterior entra, día claro, rayos de luz se reflejan en los espejos en delicada armonía.

Young mí escucha las noticias de palacio que están murmurando. Ayer hubo combate y derrota.

La esposa del Gran Kan le dice a Young mí; “te está esperando el Gran Kan en los jardines de palacio ¡Despídete del harén!”

El Gran Kan dice a Young mí, “las noticias habrás escuchado. Descansar quiero ya, pero tenemos que negociar un buen final. Nuestros privilegios no podemos perder. Te voy a proponer no a imponer:¿Te atreves a acompañar a mi hijo y heredero a pactar un buen final para nuestro país?Te llevarás el perfume como ofrenda y se lo darás a la prometida de mí hijo!De ésta manera los privilegios de nuestro gran país permanecerán.

Young mí asintió con la cabeza, pagó un precio muy alto por su vida, pero engrandeció aún si cabe más, a ése país de guerreros y conquistadores.

Fin.

 

sw235.jpg

Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Te mereces Edgar el calor y el reconocimiento.

Edgar Alan Poe; en sus ensoñaciones…, le gustaría hablar con su perdida amada, ¿con quién habla, le contesta? es el mismo? es el Demonio?… Misterio, dolor, tristeza y quizás desesperación?

Tú Edgar, romántico fuistes,

estudiastes,

erudito de la palabra

también sufriste

supistes gestionar tu ego?

Como cualquier persona sensaciones tenías, todos las tenemos,

esas sensaciones provocaban en ti deseos, anhelos de amores ciertos e inciertos.

El románticismo de hoy es distinto,

hay más apego,

se siente frió y tú Marido calor te lo da en el lecho,

te sientes mejor con el fuego,

teniendo amor, pasión y deseo,

todos los ingredientes para sentirte con apego.

Tú  desdichado fuíste

desde que naciste hasta que seguro que en el cielo

un hueco te han hecho.

Date por satisfecho lo que tanto anhelabas:

El Reconocimiento; pues sí lo has conseguido,

sí eres un Maestro.

Gracias Edgar, te tuteo para que sientas de corazón

que te admiro,

yo quisiera creer que todos te queremos,

ahora y siempre ya tendrás la compañía

que antes suplicabas al camarero.

 

sw235.jpg

 

Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

 

 

¿quieres tema?Le dije que:”no,estoy saciada, pero gracias”.

Un trago de agua fresquita me apetece,

refrescarme, notar las gotas de agua cómo escurren y surcan mi cuerpo

después de entregarme  al juego sexual en grupo.

Ayer pasamos una noche de desenfreno…

Me gustaron las conversaciones que tuvimos en el servicio de la casa de nuestros amigo en común.

Un chico jovencito muy majo estaba esperando igual que yo, y me dijo que si quería tema, yo le dije que:

_”no, estoy saciada, pero gracias. También  me dijo : ” Jo, lo que da de sí el rato que habéis pasado en el servicio cuatro chicas morbosas, eh, jaja, sí le dije yo y le hice el mismo gesto de picaruelo que me había hecho con los ojos, contoneando los y luego guiñándome uno de su ojos azul mar”.

Volví al centro de la fiesta donde se estaba bebiendo y bailando (Aitana, teléfono, etc.).

Le dije a mi Chico que si le apetecía un bote de cerveza bien fresquita, el asintió y cogí dos.

Al lado estaba un chico guapísimo con los ojos azules como los de Steve Mcqueen, de hecho era clavado a él pero con un un pecho más marcado de gimnasio y unos abdominales y piernas de hacer gimnasia o bici. Tres chicas más una madurita super explosiva no hacían más que darle palique y meterle mano. Marco, que así se llamaba las dió un poco de conversación pero ignorandolas en el tema sexual. Ellas estaban hablando del Pene: Dice una rubia con el pelo rizado hasta la cintura, y con un picardía blanco.

_El pene crece al menos 4 centímetros durante la erección.

Marco le responde que tenía que contar con que en invierno el pene se reduce de tamaño.

_La rubia de la Melena,: “Jo pues vaya fiasco no?

Marco: _ yo de hecho creo que me encoje bastante con el frío y que no llego a la media del crecimiento…

Nosotros que estabamos bebiendo cerveza mirando el panorama y con la oreja puesta también.

Se fueron después de ésta afirmación… cómo seguirá… mañana?

¿Dónde había dormido él, qué Barrio era ese, que ilumina con luces rojas, haciéndolas más provocativas, si cabe, a sus sexis inquilinas? Segunda parte de sumiso ahora acepto.

“Cuando se despertó, las prostitutas todavía estaban allí. En el aquiler de la casa de éstas, pequeña, pero coquetamente amueblada con una cama grande vestida con sábanas de seda y cubierta por una manta de pelo de leopardo marrón fuego.

Vitrina transparente iluminada.

¿dónde había dormido él, qué barrio era ese, con tanta muchedumbre, con tanta vida nocturna, con tanto deseado jolgorio?

El es un habitante más, ya. un cliente más, visitará en alguna otra ocasión?… Este Barrio que ilumina con luces rojas y haciéndolas más provocativas, si cabe, a sus sexis y  casi desnudas inquilinas.

Seguirá…

 

sw2.jpg

Ahora sumiso acepto.

Voy detrás de ti,

quiero alcanzarte,

fiera soy y solo me escondo para atraparte

noche es

luz veo brillar, la luna grande está

mis pupilas dilatadas quedarán

para no perderte, tal vez,

entre estrechas callejuelas de muchedumbre llenas,,

habitadas por tus sexis compañeras

ataviadas solo de negro satén , ligeros y corsé.

Una delicada y nívea Geisha abre su puerta,

pasas tú y yo detrás.

Cerrais con llave,

las dos venis hacía mí,

me cogeis fuertemente y con maestria me atais con una cuerda.

Miedo no, perosí pudor,

Feroz se quedó atrás,

ahora Sumiso acepto,

placer o dolor espero

y sonrisas picaruelas

finalmente veo.

 

 

 

sw2.jpg

Ella buscaba mi boca, melosamente probabamos!

Ayer me fije en una Chica,

voluptuosa, sonrisa picaruela y morenaza,

bailábamos al son de la salsa, y acariciando su cuerpo con el mío

sentíamos miradas, nosotros estábamos calurosos pensando y mirando

percibimos también al anochecer,

nuestros movimientos eran sensuales

nuestras mentes pecadoras.

Se nos acercó. Ella como un imán de deseo:

_¿Quieres bailar conmigo nena?

_Asentí.

Mi cuerpo la sedujo o tal vez mi mirada de tigresa lujuriosa

Lentamente mi manos se movían buscando, encontrando

rápidamente sentía el sudor que entre mis pechos surgía

mis manos acariciaban el suyo también sentía su ardor

Ella buscaba mi boca, melosamente probábamos,

se acabó la música,

ahora _ ¿qué tal estas?

_   Caliente_ ¿y tú?

_Mírame!

_Cómo te llamas? : Jazmín digo yo.

_Y tú? María, Maru, para los amigos.

_ Vale Maru.

¿te hace un reservado o prefieres las camas?

_un reservado, me has llamado Maru.

_vente al barra a por una copa de cava, ya verás qué bien lo vamos a pasar.

_ ¿Y tú chico ?También, jajajaja…

 

 

 

 

sw2.jpg

 

 

 

 

Halloween, vispera de todos los santos.

Víspera de Difuntos. Mágica noche morbosa. ¡Víspera de santos y pecadores!, quedan unos días, atardecer, noche, luna, luz, lobo, presentir, sensaciones, escalofrío, piel,lujuria, dientes, sueño, realidad, razón- conexión y descarga eléctrica de elucubraciones de María que enmudece ante esa imagen, la ve o la sueña, lo que sí, la siente y por qué no decirlo, quizás disfruta. De ese otro lado, pecador, sí ella peca ella vive le gusta sentir placer. ¿ Siente dolor en su cuello cuando la mordisquea?, pero quién es?…

Tal vez, la gusta jugar? Es racional en ella? por qué no?, está pensando ella misma se responde, sus pensamientos se mezclan en círculos concéntricos, dan vueltas,en rojo en negro. Ella bebe vino tinto, rojo, siente humedad y sudor,en su cuello, qué es lo que la pasa? Ella necesita un encuentro, pero con quién, ella lo tiene todo, acaso anhela algo más.

Por la mañana, María despierta, se siente cansada como si no hubiera descansado, mira en las sábanas hay manchas… ella estaba sola?… María se atreverá a soñar mañana?…

img_288478.jpg