No descambiaré tu regalo.

Ha llegado el momento de la calma... tengo muchas ganas de relatar... quizás con una carta o una canción,  para que no te sientas nunca sólo, eso sí que no, pues aquí estoy yo... Has querido darme una bonita sorpresa para iluminar... por lo menos por un instante mi apagada cara... Estamos cansados todo el … Continuar leyendo No descambiaré tu regalo.