Átame. Atrévete a la exaltación de los placeres.

Comento a Bernice Kat, con su aprovación.

Qué experiencia tan provocadora, excitante para todos los sentidos, frío, calor, mirar, sentirse mirado. Ante todo La Maestría hace que los anhelos de conseguir ese objetivo, tan deseado,  den su fruto con la seguridad y tranquilidad por ambas partes, quizás las dos tan perversas tan entregadas al placer de la exaltación de los sentidos.

“Uffff, ohhhh…”lo estoy pensando imaginando lo casi viéndolo…