Tus manos calor sienten, alguien está palpitando por ti.

El cartero llama a la puerta de tu casa, abres la puerta y el te dice;”una carta para Ud.”

Es un misterio, es una sensación de curiosidad inevitable de eludir.

La vas a abrir. No pone remitente, pero dirigida está para ti.

La carta  empiezas a leer, palabras con connotación importante para ti.

Es un milagro, lo que deseabas oír, escrito está ahí. Es una poesía para ti.

Tu piel erizada se pone , una sonrisa se dibuja en tu cara, aprecias una letra bonita, quizás alguien conocido por ti. Todavía intrigado permaneces ahí. Sigues leyendo, reconfortado te sientes, tus manos calor sienten, alguien está palpitando por ti. con sus letras te mira, sensibilidad percibes, tu también te reflejas ahí.

Desconectas del mundo por un momento,

dichoso te hayas,

acercas la carta a tu nariz

y sí un aroma hueles a jazmín.

Te cautivan esas letras, ese olor y como si se tratara de alguien que quiere el bien para ti,

sientes lo mismo,

acercas la carta a tus labios y un beso pareces recibir,

tu haces lo mismo,

será el anhelo de un platónico amor o deseo que soñaste recibir.

 

sw235.jpg

Reconfortada y sentada estoy en una nube leyendo tu poesía.

Para mí un poema es… El poema que te escribo habla de cuando miro con mis ojos y ven más bonito de lo que es, las margaritas que tengo en mi mesa ya marchitas las veo florecer, el día nublado lo veo resplandecer y cuando mi mirada te hace enmudecer.

Un poema es explicarte cómo con el corazón percibo tu ser, que ahí estás siempre y yo estaré aquí también, tu leyendo me a mí y yo leyendo te a ti también.

Un poema hace que sienta calor cuando la nieve veo caer, cuando escucho las malas noticias de la radio e ignoro a la vez, que cuando huelo el aroma embriagador a café que por la mañana tomo me reconforta mi ser, y que me siento más tuya y tú más mío, cuando leemos a la vez a Gustavo Adolfo Becquer, que en su anhelo por querer, le escribe a su amada y con su poesía se siente más cerca de ella y más vivo a la vez.

sw235.jpg

 

Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

MI Gran Escriba 2.

Llaman a la puerta!

Sí aquí estoy, soy young mí.

Tienes una misiva del Gran Kan, toma!

_”¿Tú quién eres? Young mí le inquiere.

-Soy una concubina del Gran Kan, quiere verte, pero está muy enfadado. De madrugada viene de guerrear y ha visto la carta que le mandaste con el Consejero y enseguida se ha puesto a escribir, lo estás entendiendo verdad, muy enfadado está, no sé…

Young mí corre a vestirse. Precipitadamente, se pone solo su bata y unas gotitas de su elixir… le ha gustado que el Gran Kan le llamara. Le tiene tanto que agradecer, espera que no la castigue, sí, ella sabrá con su talento motivarle y con sus encantos sabrá salir de éste percance, ella ardiente es, ella es morena, ella es el símbolo de la pasión ella está llena de ansia por gozar… Ella espera que “el hombre” la entienda que la desee con sutileza, pues en palacio las noticias corren que vuelan… Ella ahora mismo está suspirando por su Escriba, por el “hombre”, no quiere castigos , el perfume está con ella, entre ellos no existen ni abismos ni fronteras… Lo entenderá? El lo leerá y entenderá…y el deseo ahí con perfume o sin él estará…

 

sw235.jpg

 

Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.