Mi abuela me dice: “Id a la fiesta de la alegría”.Es el último día.

Entre la muchedumbre con máscara estabas

yo engalanada y tu apuesto y seductor; me deseabas,

tú mente exaltada de alegría y además de lo que tramabas…

sólo la paloma-hombre que descienda con el vuelo, y (tocan las campanillas) las fiestas acababan y tú ya no estabas.

 

sw235.jpg

Hasta el año que viene, Venecia.