Respirar y reír con Skármeta y mi Marido a la vez.

Éste página y tema es para adultos.

¿Es compatible la risa-poesía, risa-sexo y risa-respeto?Para mí sí, ahora os lo cuento.

Hoy al Alba, me levanté, me despertó mi amigo Golondrina, le miré, se acicalaba y yo también, al frescor de la mañana.

Yo leía y le escuchaba, y me relajaba.

Un rinconcito sosegado, tranquilo y sola (y con mi buen amigo) disfrutaba.

Miré mi agenda y organizaba estaba.

Mirar al sol,

respirar el aire transparente que D. Pablo Neruda respiraba (skármeta, según su examinador de admisión a la Universidad, al pretender dramatizar, la Oda al aire de Neruda; buf, buf, jajaja, debería aprender a respirar.)

Dar una sorpresa a mi amado; un viaje con un mapa aprendido, pero que no reparo en preguntar si en algún lugar tengo que parar.

Después, mi amado me contó una graciosa anécdota; reímos, recordamos y reímos.

Mi marido actuó de loro de la vecina, que habla sin parar, y éste le contestó; volvimos a reír.

logo.jpg

 

¡Oh querido amigo, qué alegría me has traído!

Te marchaste hace un año.Estoy esperando en el mismo porche que cuando te fuiste.

A pesar de los pesares, sigo alimentado con mi llama tu sombra, el reflejo de tus castaños y vivaces ojos.

Así bregué contra el tiempo y contra todas las tormentas que pasaron por éste lugar de encuentro.

De repente, abro la puerta, tu casa también  e inhalo un frescor a tierra húmeda, al verdor de rosal, miro al horizonte y una gota de rocío me cae en la cara. Te escucho, tu canto me motiva, me alegra, me inspira. Te tienen por precavido, y es verdad, pero conmigo te acercas, te posas en mi hamaca; cantas y te balanceas, te has puesto tú mejor traje negro azulado y amarillo.

¡Oh, querido amigo!, qué alegría me has traído de nuevo, con tú presencia, tú aflautada melodía y tu nueva buena, mi querido Mirlo amigo!

 

sw235.jpg