Aquí es donde puedo dar instinto a mis instintos…

¿Habrán probado el café de civeta?

Caminando estoy por este Barrio Rojo que tanto me seduce. Aquí es donde puede dar rienda a mis instintos sexuales que llevo dentro.

Voy a llevar a Les Dames algún regalo. Ya sé, unas orquídeas amarillas y un café de civeta, les enseñaré a prepararlo.

Tengo incluso su tarjeta, las llamaré. Menos mal que no tienen un proxeneta, y además tienen un sitio propio. Ah también llevaré un aceite lubricante especial de Eros, es el que más me gusta, les voy amasar como si se tratara de un pan(y luego nos comeremos unos a otros,sonrisa).

Bueno voy a llamar por teléfono…

sw235.jpg

Ella está suspirando por su Gran Escriba.

Los latidos de su corazón se aceleran tiene que deshacerse de su tesoro más ansiado.

Young mí llama al Consejero del Gran Kan para darle lo que era suyo. Le susurra al oído ;”toma Consejero esto es del Gran Kan, sé que lo estabas buscando”.

_¿Sabes que te podría castigar por haber hecho desaparecer el perfume?

_Young mí:”¿No!, soy la consentida del Gran Kan!, también dile que tenga la certeza de que me gustó y disfruté con todo en nuestra cita, y por favor le das esta carta.

_El Consejero calla y exhala.

 

sw2.jpg

 

 

 

 

 

 

El muy cuco se echaba un perfume secreto.

Me transporté a otros tiempos lejanos, de profetas y Marajá, de las historias que leí de Marco Polo, de sus fantásticos viajes. Sí me recordó a las bailarinas que danzaban con sus velos de lamé, contoneándose, y superponiendo las rodillas de delante hacia atrás…, mi imaginación estaba activa, mi mente estaba como acelerada, conectada, en modo cuento; fábula.

El último libro de Marco Polo que leí sobre fábulas creo que lo tengo en mi librería de la habitación, al lado de mi mesilla de noche, y aunque lo terminé, lo tengo reciente aún como pan recién sacado del horno calentito. Trata de cómo el Marajá de una época antigua  gestionaba el harem de concubinas y prostitutas.

_Os va a interesar la siguiente parte del relato, a mi me fascinó.

La esposa del Marajá de Mongolia aleccionaba en el terreno sexual a todo el harem, la esposa una gran experta era y le gustaba tener sexualmente satisfecho a su Real Marido con sus favores o con los del harem, para ello las sometía a ejercicios físicos de elasticidad control de peso ecetera. Si no los cumplían pues las llevaba a simples burdeles. Ella era la Leona más fiera y hermosa, su Macho estaba bien dotado con unos hombros anchos fuertes, pecho marcado y vientre ejercitado en la batalla y con sus soldados, sus bajos estaban bien provistos de un miembro viril robusto ni muy largo ni muy corto, y que cuando tenía que copular,  lo hacía con la fuerza de un León pero manteniendo lo erguido tántricamente a su merced, además estaba adiestrado en dar placer a las mujeres, su mujer lo había aleccionado muy gustosamente, también tenía dotes de buen conversador, y una mirada perspicaz y pícara, el muy cuco se echaba un perfume secreto.

_Por cierto este perfume dice la leyenda que estaba custodiado por un soldado noble y destacado en artes marciales.

Su principal y fiel consejero le transmitió ésta lección a su mandatario de echarse este aroma detrás de las orejas, con propiedades mágicas con aroma  y poder limpiador de energías negativas, espiritual. La persona hombre o mujer que le olía caía inmediatamente en un bienestar le aportaba buenas vibraciones además de ser afrodisíaco.

_Te he conseguido una concubina alta, con cuerpo redondeado, de pechos turgentes pezones rosados, tez pálida, de bonita sonrisa y deseosa de ti; eso me dijo ella, qué te parece.

-Bien, me parece, concretaremos la cita para esta noche, diles a los sirvientes me traigan sopa de tiburón y licor de jengibre nada más.

_de acuerdo Eiji, le dice su amada esposa.

Eiji mira por la ventana de su habitación, es el atardecer, es la hora de la cita señalada.

_Su fiel consejero (Daiki) llama a la puerta; le inquiere Eiji: ¿has traído el perfume, Daiki?, no mi señor, contesta.

_¿No he podido oír bien?

_Daiki le responde otra vez; mi señor ha oído perfectamente.

_El gesto de Eiji, Marajá, Señor, y Jefe de todos los ejércitos de su gran país, fue inmediato; la cara se enrojeció, frunció las cejas y salieron vahos de sus chatas nasales, desenvainó su imperial sable e hizo añicos una mesa de furo.

_Eso no es posible, Daiki!!!!, ¿Sabes lo qué significa eso??

continuará, saludos…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

sw2.jpg

Licencia de Creative Commons

 

 

 

“¡Andrés, quítame el sostén!

Con una embriagante fragancia que olí desde lejos me vino ese olor, que no pude más que seguir… ¿Chanel nümero 5 será?

Tequila, excítame, provoca en mí

al sorber reposado, y también él reposado

apetito, a qué me saben tus besos?

Me recuerdan a esa Madam

que una vez se me acerco en una Cafetería francesa

no sé por qué, bueno sí lo sé

fue sin pretenderlo

Ella estaba tomando

Tequila añejo

tenía personalidad, aromática, madurada

con grandes senos y bien erguidos apoyado

con una embriagante fragancia

que olí desde lejos

_ Tiene que ser: Chanel nº 5

me vino ese olor que no pude más que seguir

al lado de ella sentado estaba un Florista

mire un ramillete de flores amarillas,del Ágave podrían ser,

_ toma me dijo él

_ las tomé

_me dijo regalaselas, , yo las puse ayer en un transparente jarrón y mi mujer me dijo :

“bebe un sorbito de tequila en mi boca, Andrés y quitame el sostén!”,

_me guiño un ojo el picaruelo.

Asi que hice lo hablado y la Madam, cayó en mis brazos…

Leyendo a una Bloguera, Tinta Violeta, un post sobrela Gran artísta Chavela Vargas.

sw2.jpg