De prostituta a mujer enamorada y abnegada.

En el devenir de mi concepción del amor he transitado del realismo al romanticismo.

Un ejemplo de cómo mi piel se erizó escuchando:

La opera:”La Traviata” a la vez que escuchando a Margarita Gautier (protagonista de la dama de las camelias) la respuesta a la carta que primeramente le manda su amado Armando Duval, perdonándole de todos sus despechos sin saber (en el momento en el que vivían tan felices) que Margarita le abandona porque se lo pide el padre de Armando.

Ya que éste le argumenta que si ella le deja va a hacer bien y va a ser lo mejor para el futuro de Armando y de toda su familia.

El amor lo puede casi todo.

María.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s