Poesía deliciosa.

Ya es hora de salir, llevo mucho tiempo esperando, no puedo más con este confinamiento, que me está matando.

Ya es hora de salir, pues el calendario sigo, tus calientes manos me ayudan a partir.

Sí, decididamente me voy contigo, ya es hora de salir, de hacer el camino, tu boca es mi destino. Y tú deseas, amigo mío, gemir y gemir.

(Ahora le toca hablar, pensar o degustar al “Moreno” campesino):

Uhm, qué rica y qué bien hueles, qué gusto y regusto, lo que estoy disfrutando.

(Sigue el Moreno ensimismado, después de esta fragaria vesca, buscaré otra delicia.

Ya es hora de meterme en la camita, con mi querida esposa, pero no para descansar no es hora todavía.)…

😉🔥🔥

María swingers-lifestyle

Dedicada a una amiga campesina, las fresitas son cultivadas por Gloria y al “Moreno” mi primo, también agricultor.