¿Dónde había dormido él, qué Barrio era ese, que ilumina con luces rojas, haciéndolas más provocativas, si cabe, a sus sexis inquilinas? Segunda parte de sumiso ahora acepto.

“Cuando se despertó, las prostitutas todavía estaban allí. En el aquiler de la casa de éstas, pequeña, pero coquetamente amueblada con una cama grande vestida con sábanas de seda y cubierta por una manta de pelo de leopardo marrón fuego.

Vitrina transparente iluminada.

¿dónde había dormido él, qué barrio era ese, con tanta muchedumbre, con tanta vida nocturna, con tanto deseado jolgorio?

El es un habitante más, ya. un cliente más, visitará en alguna otra ocasión?… Este Barrio que ilumina con luces rojas y haciéndolas más provocativas, si cabe, a sus sexis y  casi desnudas inquilinas.

Seguirá…

 

sw2.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s