Se tumban en el diván de amar.

Norma Keim y Moníc llegan a su casa se ponen cómodas, se relajan se ponen música tantrica… es de noche…abren la ventana, el aire pasa, lo sienten en su piel casi desnuda, su pechos se ponen todavía más firmes, como esfinges se miran en el espejo, quietas se observan, solas, en la penumbra, solo su mirada las alumbra. Mirada chispeante, sus manos se mueven, su dedos acompañan la orden de jugar de sentir su lencería mínima, divina, es magia.

Cómo pueden sentir dos almas igual, quizás gemelas, la imaginación,  pecadores pensamientos, sensual carisma de mujer que atrae, se atraen, en la distancia, que no hay en el alma.

Se tumban en el diván  de amar, de sentir de disfrutar. Su nariz participa al compás que su sudor cae, su perfume airea, se revuelcan, se evaden el paraíso del sexo, se recorren hasta el infinito, se sienten, sueñan, es la magía del deseo, el sexo les lleva, les enseña, aprenden, se entienden, se juntan sus almas gemelas en el éxtasis del clímax.

Sentir y dormir, juntas o separadas en el paraíso, las endorfinas apaciguan, relajan hasta el infinito…

IMG_2884.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s