El sexo les bulle.

María está en la cama relajada, se siente bien. (sus endorfinas y niveles de serotonina están en niveles altos, qué habrá pasado?)

Ella está soñando. Sueña que el camarero que acaba de conocer,  después de terminar su jornada de trabajo, quedan.

Deciden dar una vuelta en coche. Madrid está bonita. Recorren el casco histórico. Deciden buscar la tranquilidad de un parque.

Se miran se sonríen se atraen. Hablan lo justo, una conversación cortés. Su instinto es más fuerte que sus palabras. Él mira a María, desde sus ojos chispeantes hasta los dedos de sus pies. El sexo les bulle. La sexualidad de ellos fluye… sus sentidos están alerta, corresponden cada caricia con otra de la misma intensidad, su sudor corre por sus pechos, el olfato está también presente y es el camino a seguir… sus movimientos son cortos, el coche no les ofrece otras posturas pero aprovechan el espacio, no piensan, se dejan llevar… no les distrae el viento que en el exterior sucede. La respiración cada vez es más fuerte, los susurros se convierten en jadeos… las manos sujieren el compás de los cuerpos, hay compenetración en las caricias…   hay sexo seguro, el saca un preservativo,  y ambos combinan mañas… hasta llegar al extasis… My Heart Will Go …(terminan los momentos).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s